ContactoColectivo
HomeActualidadArticulos

Trabajadores logran un acuerdo con Drummond

Noticias

Trabajadores logran un acuerdo con Drumm...

Leer más
Noticias

Organizaciones sindicales, sociales y am...

Leer más

Tras cuarenta días de negociación, trabajadores mineros y la empresa Drummond lograron llegar a un acuerdo frente a las condiciones laborales que enfrentaban los empleados del sector minero en la empresa. 

De la mano de CNV Internationaal, los sindicatos de Sintramienergética, Sintradem y Sintradrummond, miembros del Colectivo de Trabajadores para la transición justa, hicieron un estudio detallado sobre las proyecciones económicas del carbón que tuvo como resultado una serie de herramientas para hacer una negociación consciente sobre el presente y el futuro del carbón. Sin embargo, los directivos sindicales consideran que este acuerdo pudo haber tenido un alcance más favorable, si la empresa hubiese querido tratar temas relacionados con la transición energética justa. Sin embargo, cuando las organizaciones quisieron tratar este asunto, fue vetado por la empresa, tal y como lo afirman quienes estuvieron en la mesa de negociación. 

Trabajadores apuntaban a un cambio real

Durante el mes de abril tuvo origen el proceso de negociación entre la empresa Drummond y once sindicatos del sector mineroenergético, de la que hicieron parte Sintramienergética, Sintradem  y Sintradrummond, miembros del Colectivo de Trabajadores para la Transición Justa.  Entre las organizaciones sindicalistas hubo un acuerdo que los llevó a tener unos puntos de referencia para exigir un cambio real respecto a las condiciones laborales de los empleados en la empresa. 

Según Luis Fernando Ramírez, presidente de Sintramienergética, seccional La Jagua, los pliegos de peticiones tuvieron un contenido que contemplaba la transformación en términos sociales, políticos, ambientales y económicos entre Drummond, los trabajadores y la comunidad. Así, tocaban puntos normativos, de salud, educación, de reconversión, de mano de obra, regímenes de pensión, salarios, primas y de transición energética. 

A pesar de ello, para los directivos sindicales Luis Fernando de Sintramienergética y Jorge de Sintradrummond, más que un proceso de diálogo, hubo una imposición por parte de Drummond ante la negociación colectiva, debido a la entrega de bonos a los trabajadores beneficiarios de las convenciones colectivas.

¿Qué se logró en esta oportunidad? 

Como resultado de la negociación, en el mes de mayo, se firmaron una serie de acuerdos con cada sindicato. Se logró un avance en cuanto salud, al mejorar los rubros para cotización de medicina prepagada de cada trabajador, en vivienda, al incrementar los créditos, en educación, al incluir auxilios educativos para la especialización de los trabajadores de la empresa y principalmente, se destacó el aumento del salario de los trabajadores en un 9.5% frente a una inflación de 9.25%. Además de ello, la empresa entregó una bonificación 14 millones (COP) a los trabajadores que firmaran el acuerdo dentro de los primeros cuarenta días. Esta bonificación es la estrategia con la que la empresa ejerce presión sobre los líderes que están en la mesa de negociación y así llegar a un acuerdo rápido: este método hace que sus bases -los trabajadores afiliados que no se encuentran en la mesa de negociación- deseen alcanzar un acuerdo para obtener el beneficio económico, dejando de lado cuestiones van más allá del tema económico en términos de inmediatez en la negociación. 

Oportunidades de mejora

Tanto Luis Fernando de Sintramienergética como Jorge de Sintradrummond, concuerdan en que el proceso de negociación se limitó a los aspectos económicos, convirtiéndose en el punto débil de las bases de los sindicatos.  Por sumas económicas, en este caso la bonificación, se dejó de lado la parte normativa, social, política y ambiental del pliego, dejando de lado temas como la transición energética o la tercerización. En palabras de Luis Fernando:

“La base piensa en los problemas del hoy, el bono servirá para comprar algo, para solucionar problemas inmediatos como las deudas, entre 10 y 14 millones de bono, se proyectan de aquí a una a un mes, no se tuvo en cuenta que vamos a durar entre 2 y 3 años con unos acuerdos que no solucionan los problemas de fondo” 

Esta problemática no solo ha sucedido en Drummond, también, según Luis Fernando, se ha presentado en Carbones La Jagua, en Consorcio Minero Unido. Y así, vienen haciéndolo las multinacionales en todas las mesas de diálogo con los trabajadores. Este resulta ser es el punto débil en las negociaciones. 

El bono por firma establece que si dentro del tiempo de negociación, en la etapa de arreglos directos o en la etapa de prórroga, se llega acordar en ambas partes un acuerdo, entonces la empresa da una bonificación de unos millones. En el caso de Drummond, ofrecieron 14 millones COP. Antes de firmar el acuerdo, Drummond diócréditos o anticipos a través de la cooperativa que serían descontados si se lograse la firma de la convención con el bono por firma, es decir, cuando la organización quiso firmar la negociación ya los trabajadores debían la bonificación y eso generaba mucha más presión en los líderes de la organización sindical que estaban negociando  porque los trabajadores no querían quedar endeudados con los anticipos que ya habían sacado de la cooperativa.

Originalmente, en el pliego, por ejemplo, se apuntaba a que todos los trabajadores tuvieran contratos a término indefinido, que acabase la tercerización y que se entablara un plan de transición energética donde los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente estuvieran en el centro.  Pese a ello, con la estrategia cortoplacista de negociación por parte de la empresa, esto no fue posible. 

El efecto dominó en los procesos de negociación sindical

Para Jorge de Sintradrummond, el principal error en la negociación fue que uno de los once sindicatos cediera ante la empresa Drummond. A partir de ese momento, fue aún más difícil que los otros sindicatos se mantuvieran en su posición expresada los pliegos presentados, ya que una vez un sindicato firma, obtiene una serie de beneficios que hacen que los trabajadores de otros sindicatos se desafilien y entren al sindicato que ya firmó un acuerdo. En palabras de Jorge:

“A pesar de que la empresa sintió la presión de la coordinación de los sindicatos, al final uno de esos sindicatos terminó firmando para ganar protagonismo, cuando ya firma un sindicato, de ahí para adelante no hay nada”

Para estos casos, vale recordar el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, desarrollado por la OIT, el cual afirma la importancia del reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva. Respecto a la buena fe en los procesos de negociación, esta entidad ha afirmado:

“La negociación colectiva solo puede funcionar eficazmente si se lleva a cabo libremente y de buena fe por todas las partes. Esto implica: hacer esfuerzos para llegar a un acuerdo; llevar a cabo negociaciones verdaderas y constructivas; evitar demoras injustificadas; respetar los acuerdos firmados y velar por su aplicación de buena fe, y dar suficiente tiempo a las partes para entablar discusiones y encontrar soluciones a los conflictos colectivos”

La transición energética: Un pilar fundamental, ignorado por Drummond

La transición energética justa es un término que ha tomado importancia alrededor del mundo tras los acuerdos ambientales para la descarbonización de la economía, por ello los sindicatos de Sintramienergética, Sintradem y Sintradrummond lo pusieron como un tema principal en sus pliegos de negociación. Sin embargo, la empresa puso un beto a esta temática, sin siquiera asegurar el involucrar a los trabajadores en un plan de cierre, dado el caso que hubiese un cese de operaciones. 

Debido a que la empresa se ha negado a escucharlos, los trabajadores tienen esperanza en que el gobierno entrante haga énfasis en la transición energética con justicia social. Por eso, CNV Internationaal, junto al Colectivo de Trabajadores por la Transición Justa, recalcan la importancia de que exista un diálogo tripartito entre el gobierno, las empresas de carbón y las organizaciones sindicales sobre un plan de transición energética que contemple la responsabilidad empresarial que las multinacionales carboníferas parecen evadir en los diálogos bipartitos con los trabajadores.

Fecha de publicación 27 07 2022